Seguros Quality

NUESTRO BLOG

¿Agente de seguros y corredor de seguros es lo mismo?

Actualmente hay diferentes modalidades de empresa cuando nos referimos a la venta de seguros. Encontramos las compañías o empresas que se dedican a vender sus propios seguros, como otras compañías que se dedican a comercializar pólizas de todas las empresas aseguradoras, en este caso grupos aseguradores o corredores de seguros. 

Para las personas del común, es realmente difícil establecer una diferencia entre todas estas empresas, dado que si requieren un producto o servicio de esta clase lo que les interesa realmente es obtenerlo por lo general de las empresas más reconocidas del mercado. Sin embargo, es muy importante a la hora de adquirir un seguro, el servicio al cliente que se recibe en el proceso sobre todo porque es determinante en la compra, dado que hay múltiples opciones para elegir y muchas veces hay desconocimiento de variables importantes sobre las pólizas por parte de las personas que no están relacionadas con este gremio cotidianamente. 

 

Por esto en este artículo queremos hablarte de los agentes de seguros y corredores de seguros que son los encargados de vender las pólizas que poco a poco se hacen necesarias e importantes a la hora de querer minimizar algún tipo de riesgo.

Aunque sabemos que te preguntarás si son lo mismo existen grandes diferencias, por lo que comenzaremos contándote un poco qué hace un agente de seguros, en qué se enfoca y cuales son sus diferencias frente a un corredor de seguros.

Un agente de seguros es exclusivo, es decir, trabajan para una compañía que tiene sus propios productos y servicios enfocados a los seguros. Solo pueden trabajar para una empresa de este tipo. Sus funciones se pueden comparar un poco con las de un vendedor, pero estos son profesionales que se familiarizan con toda la gama de productos y servicios, así como también de las políticas de la empresa. A su vez desarrollan esta actividad por medio de un contrato de agencia de seguros y una vez firmen este contrato no pueden ejercer como corredores, ni como auxiliares externos a ellos. Además, este profesional estará velando porque la empresa genere ventas de sus propios productos y no de otras empresas aseguradoras, por lo que al cliente podrá ofrecerle un grupo segmentado de pólizas o seguros, lo que hace que haya posibles pocas opciones para que el cliente elija.


El perfil de los agentes de seguros es comúnmente confundido con el de los corredores de seguros, así tengan similitudes profesionales como por ejemplo, que su papel es ser un mediador en ambos casos para ofrecer lo mejor a su cliente; se diferencian en que un corredor de seguros en cambio trabaja de forma independiente y autónoma, pueden manejar la venta y promoción de las pólizas de varias agencias de seguros.

Los corredores son representantes del cliente, dentro de su misión está asesorarlos en las pólizas que son mejores de acuerdo a sus necesidades, además que conocen cuales son las diferencias entre las pólizas de las empresas, por ende el servicio es mucho más amplio, dado que tienen múltiples opciones para elegir algún producto. Además, llevan a cabo análisis objetivos que permiten formular recomendaciones imparciales y adecuadas para el cliente; y prestan información, asistencia y asesoramiento al cliente en todo momento, sobre todo en el momento en el que ocurra un siniestro. 

 

Cualquiera de los dos te dará criterios profesionales que te ayudarán a elegir un producto que cumpla con los requerimientos que tienes y lo mejor que te protegerán en caso de un riesgo o siniestro.
A pesar de que tengan particularidades, cada uno tiene ventajas de las cuales podrás beneficiarte. Ya sabiendo la diferencia en cada una de estas profesiones puedes elegir la que más te guste y adquirir las pólizas o seguros, sobre todo porque es mucho mejor prevenir y proteger lo que has conseguido con tanto esfuerzo que lamentar los hechos que puedan ocurrir por un siniestro.

Autor

Carolina Toro Ramírez - Community manager – Comunicadora social – Periodista